menu Home

Alex Ubago


Biografía


Alex Ubago nació en Vitoria, España, aunque desde los 4 años ha vivido en San Sebastian.

«Sin pensar, sólo porque sí, empecé a escribir una canción a los 15 años.  Esa primera canción todavía existe, está escrita pero no grabada. A partir de ese momento seguí escribiendo. Algunas de esas canciones son «Sabes» y «Hay que ver», grabadas en el primer CD. Me acostumbré, estaba en la cama tumbado y aparecía una melodía o una letra. Escribía un párrafo, lo dejaba ahí, y continuaba días o semanas después» dice Alex.

Alex empezó a grabar en el estudio de su primo. Su primer demo/CD tenía cinco canciones. Terminó de grabar las cinco canciones, dos o tres fueron escritas para su novia como regalo de cumpleaños. Fueron las primeras canciones escuchadas por su manager, Íñigo Argomániz.

«Íñigo me dijo que le gustaba, me dijo que siguiera escribiendo tranquilamente. Nunca me prometió nada, nunca dijo que yo grabaría un disco. Me dijo que nos sentaríamos de nuevo cuando tuviera 12 o 14 canciones más. Volví a casa muy emocionado. Y empecé a escribir sin una fecha límite. Cuando tuve más canciones, se las envié. Pidió más y yo escribí más, 25 canciones en un año» dice Alex.

Sus canciones cuentan historias simples, historias personales, que podrían pasarle a cualquiera. «No establezco ninguna relación de poder o predominio de una persona sobre otra. Nadie es un ganador o un perdedor. Todos aprendemos y todos enseñamos. Quiero mantener un equilibrio entre las dos partes de una relación y defiendo la libertad individual, la necesidad de cada uno de mirar y seguir su camino. ¡Sé uno mismo!» dice Alex.

Íñigo enviaba las canciones a Alfonso Pérez, director artístico de DRO.»En octubre de 2000 volví a Madrid para firmar un contrato con DRO. En enero de 2001 ya estaba trabajando con Jesús Gómez, mi productor. Cuando empecé a grabar el disco, no tenía grupo. Más tarde conocí a los músicos que ahora tocan conmigo.  No pienso en mí como un cantante sino como un grupo formado por Marco, Xavi, Sergio, Carlos, Paul y yo, hemos hecho un grupo de amigos» dice Alex.

«He aprendido mucho, pero mi personalidad no ha cambiado. El trabajo, las experiencias, los viajes, todo me ayuda a crecer. Mi sentido de la responsabilidad ha crecido porque trabajo con mucha gente, pero no estoy presionado por eso. No tengo la sensación de que todo el mundo dependa de mí. Al menos, no lo creo. También he perdido un poco de mi libertad personal, aunque no me siento perseguido o acosado. Tampoco pretendo ser una influencia para los demás a través de mis canciones, aunque sea así, porque no quiero influenciar a nadie. Me gusta que la gente se sienta bien escuchándome, que mis canciones pueden ser útiles cuando las interpretan a su manera, pero eso es todo. Tengo la intención de tener una carrera musical bajo control. Hay algunas personas que sólo quieren ser famosas. Quiero vivir de la música y eso es suficiente para mí. Me habría conformado con mucho menos».

Tres años sin grabar un disco parece mucho tiempo para Álex, que ha conocido el éxito (más de 20 discos de oro y platino en España, Latinoamérica y EEUU e innumerables premios por parte de la crítica y el público).«Aviones de Cristal» es el disco de la madurez, 12 nuevas canciones de amor, desafecto o cosas rutinarias.

Alex ha contado con la colaboración de excelentes músicos como Enzo Filippone, John Parsons, Marcelo Fuentes y Alfonso Pérez.

 

Eventos